Ayudas relacionadas con la prematuridad

Reducción de jornada por cuidado de hijo con enfermedad grave

Los cuidados de un niño prematuro muchas veces no terminan con el alta hospitalaria. Depende de cada caso, pero sobre todo cuando se trata de un gran prematuro y especialmente en el caso de prematuros extremos, serán necesarios ciertos cuidados y tratamientos fuera del hospital, que requieren de una dedicación muy intensa por parte de sus padres.

Desde 2011 se estableció el RD1148/2011, de 29 de julio, que contempla una prestación económica para aquellos padres que necesitan reducir su jornada laboral para ofrecer a sus hijos, cuando lo necesiten, un cuidado directo, continuo y permanente por:

  • Padecer cáncer o enfermedad grave que requiera ingreso hospitalario de larga duración, o
  • Precisen continuar con el tratamiento médico en el domicilio tras el diagnóstico y la hospitalización.

Si el criterio médico así lo establece, los padres de un niño prematuro que requiere de cuidado directo, continua y permanente,  pueden beneficiarse de esta compensación.

En el siguiente enlace podrás ver un resumen de los requisitos y pasos a seguir para poder acogerte a esta prestación.

   Guía de Prestaciones CUME 

Anuncios